Historias mínimas – Natacha G. Mendoza

15.00 

En las historias de Natacha no se te permite un descanso. En ellas hay un frote duradero con la realidad que nos circunda: lo malo y lo que parece bueno, el cataclismo y la deflagración, los apegos y el despeñadero hacia el abismo. Esa cosa de vida literaturizada preferible a la que nos narra a cada uno la cotidianidad. Y se la debe leer en trance, dejando que te alcancen las balas de sus pistolas, sin resistencias, para comprobar la red de entusiasmos que es cada línea de este libro. Y para evidenciar, no lo duden, que la belleza a veces también nos hace una visita.
Pim,
pam,
pum…
¡fuego!

Categoría: Etiquetas: , , , ,

Descripción

Natacha nos emociona en los detalles, en esa literatura que respira como con ronquidos, como cuando un tanque se aproxima por una ladera antes de la batalla. Sabemos que los tanques son monstruos gigantes que van dejando huellas y que te pueden devorar. Así es este libro que tenéis entre las manos: arma en la vanguardia que no se parece a nada ni a nadie. Y si se parece a alguien, sólo se parece a Natacha, que es un género literario en sí misma. Hace años que la sigo a diario por las redes: fue un flechazo que aún perdura. Me temo que las heridas de sus balas me han dejado marcado para siempre. Pero no me importa: yo he leído toda mi vida para que me disparen y me asesinen, leo para morir y resucitar tras cada página. ¿Se le puede pedir algo mejor a un libro? Lleven cuidado, pues con este el peligro está asegurado y quedarán atrapados en un misterio: Natacha es una bruja de las intuitivas y versátiles, aunque también es de las poderosas y hechiceras (¿recuerdan a esas rubias del cine negro?). Muerdan la manzana de esta bruja y verán.
Quedan avisados.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Historias mínimas – Natacha G. Mendoza”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *